?

Log in

Design · of · an · imperfect · life.


Corto escrito

Recent Entries · Archive · Friends · Profile

* * *
Bueno, aquí vengo con mi proyecto de fic. Podría decirse que es un Original, pero mentiría, porque realmente trata de dos chavales que conozco y que veo día a día. Así que digamos que no los conocéis, pero yo sí. Hé. *intenta dar envidia*

Esta es la Intro, a ver qué os parece :)


0.

Mira de reojo al asiento –vacío, otra vez- de su izquierda. Agacha un poco más la cabeza, esconde sus manos en el bolsillo delantero de su sudadera azul. Está tan enfadado. Y frustrado. Tan jodidamente frustrado. No tiene la culpa. De nada. Ha soportado. Ha resistido. Ha sonreído y ha esperado y ha dado todo lo que tenía en abrazos demasiado largos y palabras y miradas y más miradas.

Él ha querido avanzar sin decir nada. Porque no hace falta. No hacía. Porque bastaba con chocar las manos y atrapar esos dedos entre los suyos y pasar los labios por la palma de su mano aún cogida y valía. Sólo. Que no bastaba. Nunca bastó realmente. Había esa ansiedad de querer hacer. De ver flotar la risa y de poder atrapar esos dedos entre los suyos y besarle la palma de la mano sin necesitar la excusa de chocarla antes. Y abrazarle sin que hubiera una foto por la que posar o un gol que celebrar. Todo eso quiere. Quería. No lo quiere ya.

Porque eso sería admitir que. Puede que sí tenga la culpa. Y no la tiene. No tiene la culpa. Por nada.

No tiene la culpa, y no tiene ganas de contestarle a la profesora ni de sonreír a nadie. Aunque suene cliché. Así que no lo hace. La mira, eso sí. La mira y la atraviesa y encarna sus ganas de tirar la mesa y ella lo entiende. Y le mira. Y le dice a través de sus ojos que no le importa su situación. Que conteste y deje el odio a quien le corresponda. Que le faltan tres décimas para aprobar la asignatura y no serán gratis.

Así que al final, sí lo hace. Y sonríe y contesta algo con su cara de niño que suene a dormido y a gracioso y que la clase no atienda a sus labios serios después de decir lo que haya dicho. Suspira y las risas somnolientas de las nueve de la mañana callan el sonido. Así que suspira de nuevo mientras puede.

Se va a la hora siguiente. Cruza las escaleras al bajarlas y el profesor con el que debería tener clase le ve. Le ignora. Se ignoran. Le duele respirar y necesita. Necesita. Va al cuarto de baño y se pone de pie sobre la tapa del inodoro. Apoya su espalda contra la pared, tan cerca del techo que ve las humedades. Y saca de una vez sus manos sudadas del bolsillo delantero de su sudadera azul. Están rojas y húmedas y calientes contra sus mejillas. Están también suaves y le hacen recordar a su cama mojada de madrugada cuando era aún niño y cómo se tapaba las lágrimas de las mejillas para que su padre no le llamara gallina y cómo su madre le decía que inspirara tranquilo y le giraba y hacía que la mirara a los ojos hasta que respirara bien de nuevo.

Sólo que ya no llora. Nunca llora. Así que ahora sólo está tapando sus mejillas secas y respirando demasiado y el aire no le viene aunque esté más cerca del cielo.


¡Gracias por leer!

Tags: ,
Current Location:
Entre polen
Current Mood:
blah *yawn*
Current Music:
You better not look my way - The Pigeon Detectives
* * *